Custodia Compartida y Uso del domicilio conyugal

Custodia Compartida y Uso del domicilio conyugal

 

La custodia compartida, en algunos casos en que la menor no estará en compañía de los dos progenitores, de modo que no tendrá una residencia familiar en una sola vivienda (de la cual son copropietarios los dos) sino en dos. Por que semanalmente habitará también en el domicilio del padre (en casa de sus abuelos paternos).

Ante la situación de dos residencias, se viene aplicando analógicamente el párrafo segundo del art. 96 CC que regula el supuesto en el que existiendo varios hijos, unos quedan bajo la custodia de un progenitor, y otros bajo la del otro, que permite al juez resolver «lo procedente»

¿Hay posibilidad de establecer un limite temporal a la vivienda conyugal ante tal situación?

Si, existe la posibilidad de establecer una limitación temporal en la atribución del uso, similar a la que se establece en el párrafo tercero para los matrimonios sin hijos, y que no sería posible en el supuesto del párrafo primero de la atribución del uso a los hijos menores de edad como manifestación del principio del interés del menor, que no puede ser limitado por el Juez, salvo lo establecido en el art. 96 CC.

En definitiva, la actual corriente doctrinal establece que en los supuestos de una custodia compartida en el que la menor se desplaza al domicilio del progenitor con el cual convive semanalmente ya no se puede hacer adscripción de la vivienda familiar indefinida a la menor y al padre o madre con quien conviva.

Por esta razón establece la doctrina jurisprudencial la posibilidad de fijar límites temporales al uso de la vivienda en aquellas custodias compartidas en las que el menor convive con ambos progenitores, teniendo en cuenta los ingresos económicos de éstos pero independientemente de la titularidad privativa, de ambos o que pertenezca a un tercero.

Javier Hernández Hernández

Call Now Button